La odontopediatría es la especialidad que se encarga de la salud dental de niños y adolescentes. Además, esta etapa es muy importante para prevenir y diagnosticar de forma temprana alguna patología o alteración en dientes, encías o mordida de cada niño y poder corregirse a tiempo.

Hay que tener en cuenta la primera visita al dentista porque, está comprobado que, según esta experiencia, su actitud frente a atenciones posteriores estará condicionado.

En relación a este punto, los odontopediatras coinciden en que el momento ideal para la primera visita se realice entre los 18-24 meses de vida y, a partir de ahí, realizar revisiones con frecuencia.

No hay que dejarse llevar por la falsa idea de seguridad o por la idea de que los dientes de leche no son importantes. Retrasar el momento de acudir al dentista o no hacerlo hasta que han salido todos los dientes puede tener consecuencias graves para la salud oral infantil y con ello para los dientes definitivos que se encuentran ubicados debajo de los de leche.

Por todo esto es importante visitar al odontopediatra, experto en estas edades y que además, en caso de existir daño sea detectado.

Es frecuente llevar a los hijos al mismo odontólogo que los padres, pero existiendo una rama de la odontología especializada en los problemas dentales infantiles, con profesionales, esta es la mejor opción ¿Quieres saber por qué? En Centro Odontológico Internacional Majadahonda te lo contamos.

Especialistas en los más pequeños:
En comparación con un odontólogo general, el odontopediatra dedica parte de su formación a estudiar los problemas dentales específicos de los niños. Por ejemplo, el dolor cuando salen los dientes o las caries del biberón. Además, estos especialistas se forman durante su carrera profesional en los avances en esta rama odontológica.

Los odontopediatras están especializados en tratar a los niños, desde un punto de vista psicológico. Se trata de pacientes, pero todos sabemos que los niños no son precisamente tranquilos, se impacientan, sienten miedo o pueden no cooperar durante una revisión dental. Por ello, debido a la curiosidad de los niños, los odontopediatras tienen un extra de paciencia, empatía y conocimientos necesarios para responder a preguntas de todo tipo.

Hábitos de higiene y prevención:
Otra función importante de un odontopediatra profesional es la de educar en los hábitos de salud oral para cuidar en casa los dientes de los niños. ¿Quién no recuerda las charlas escolares con una dentadura gigante o los vasitos con colutorio?

En el caso del odontopediatra, este será quien enseña de manera individual el modo correcto de cepillarse los dientes, pasar el hilo dental, información adicional de cómo mejorar los hábitos alimenticios y qué cambios en la dieta pueden ayudar a proteger los dientes y encías a la hora de prevenir las caries.

Si quieres saber más sobre las ventajas de llevar a los niños al odontopediatra pídenos cita Ahora:?91-639-10-11