Saliva Espesa,Síntomas y Soluciones

La xerostomía o sequedad bucal se genera cuando las glándulas productoras de saliva se irritan y secretan menos saliva, en este caso la saliva puede hacerse muy espesa y pegajosa produciendo dificultad para masticar, tragar, saborear y hablar.

La boca seca (incluso esporádicamente) es principalmente uno de los indicios de mal aliento. De este modo, cuanto más seca sea la boca mayor es la probabilidad de sufrir mal aliento.

Esto tiene que ver con el grado de oxígeno presente en la saliva ya que las bacterias que causan el mal aliento crecen en un ambiente anaeróbico y si se seca la boca, la saliva desaparece o se vuelve más espesa.

¿Cuáles son los principales síntomas de la sequedad bucal?

·         Saliva espesa y viscosa.

·         Lengua seca y áspera.

·         Sensación de boca pegajosa y seca.

·         Ardor en boca o lengua.

·         Agrietamiento en los labios o en las comisuras.

¿qué es la saliva espesa?

 

Los principales problemas que generan son la  producción de mocos y flemas y debido a su estructura proteica, que contiene los aminoácidos cisteína y metionina, se transforman fácilmente en compuestos sulfúricos olorosos.

Por este motivo, a veces, aparece una capa blanca o amarilla en el dorso posterior de la lengua, que indica que hay una concentración de sulfuro de azufre. Si la capa es más bien amarilla quiere decir que el problema es crónico.

Esta sequedad puede ser ligera o grave, pero lo que hay que tener en cuenta es que una boca reseca puede aumentar el riesgo de caries e infecciones bucales.

La resequedad empeora si la persona que tiene este problema fuma, masca tabaco o consume bebidas alcohólicas, si se tiene una mala higiene oral, si no se cuida la alimentación o bien por el consumo de fármacos (analgésicos, anticonvulsivantes, antihistamínicos, antihipertensivos, antieméticos, antiparkinsonianos, antiespasmódicos, anorexígenos, diuréticos, descongestionantes, expectorantes, relajantes musculares y psicotrópicos) en el caso de enfermedades.

Además de tener una buena salud bucodental basada en el cepillado, el remedio más rápido para ponerle solución es beber bastante líquido a lo largo del día y alimentarse a base de una dieta húmeda.

Cepillarse los dientes, enjuagarse con colutorio o con una solución de bicarbonato de sodio, sal y agua de manera habitual ayuda a mantener la boca limpia y a prevenir infecciones.

 

Otras recomendaciones que aconsejamos desde el Centro Odontológico Internacional Majadahonda para mejorar la sequedad bucal son:

·         Beber entre 8 y 10 tazas de agua al día que ayudan a diluir las secreciones mucosas.

·         Ingerir la comida con bocados pequeños masticando bien todos los alimentos. Además los mejores alimentos son los suaves y húmedos a temperatura ambiente como frutas y vegetales, preferiblemente piña y papaya, licuados o pollo y pescado cocido.

·         Evitar los alimentos que se peguen al paladar como puede ser la mantequilla y el pan.

·         Chupar caramelos y mascar chicles sin azúcar, preferiblemente con sabores cítricos o mentolados, para estimular la saliva.

·         Evitar los enjuagues fuertes, las bebidas alcohólicas y ácidas, el tabaco, el café, el té y bebidas o refrescos con azúcar.

·         Usar un humidificador de vaporización por la noche para mantener húmedo el aire en la habitación.
Sobre todo, el control de la sequedad de boca no puede hacerse de manera propia o individual. Para ello, siempre recomendamos consultar a un buen equipo odontológico ante cualquier síntoma de sequedad bucal y tomar nota de los consejos anteriores para mejorar la salud bucodental.

Solicita Cita Previa Para revisión saliva espesa:91-639-10-11

Resumen
Fecha de Publicación
Nombre del artíciulo
Saliva Espesa, Síntomas y Soluciones
Evaluación
51star1star1star1star1star