Qué hacer si ha habido complicaciones en el implante Dental

Las cifras de éxito respecto a los implantes dentales es superior al 95% durante, al menos, 15 años después de su colocación, gracias a los avances científicos y tecnológicos, así como la mejora de la praxis quirúrgica.

Lo ideal sería alcanzar un porcentaje de éxito del 100% para que todos los pacientes no tuvieran que sustituir sus implantes después de un cierto tiempo.

Sin embargo, ni alcanzando las tasas más elevadas de fiabilidad se puede garantizar que los implantes van a perdurar durante todos los años deseados ya que existen factores externos que no se pueden predecir, y concurren también causas relacionadas con los hábitos de las personas. Por ejemplo: la falta de higiene bucal, enfermedades periodontales el tabaquismo entre otros.

Partiendo de que un paciente bien informado es una vital para una buena salud dental, desde Centro Odontológico Internacional Majadahonda nos resulta necesario indicar cuáles son las principales causas en el fracaso de los implantes:

1.    Complicaciones postoperatorias: a veces se produce algún efecto no deseado en este proceso como la aparición de infecciones que dificultan la adaptación del implante o bien no se integración correctamente la pieza.

En este último casos puede ser debido a una escasa masa o densidad de hueso o bien no se ha seguido la técnica quirúrgica adecuada. Es de vital importancia un adecuado diagnóstico previo con radiología digital en 3D para evitar este tipo de complicaciones.

2. Factores mecánicos: la intervención se ha hecho correctamente y el implante se ha integrado bien, pero con el paso del tiempo genera un problema debido a cómo mastica y cierra la boca el paciente llegando a afectar negativamente a las piezas implantadas.

A veces, esto también ocurre en las personas que padecen de bruxismo, es decir, que aprietan los dientes al dormir. En Centro Odontológico Internacional Majadahonda realizamos todas nuestras rehabilitaciones con diseño asistido por ordenador (CAD) y las realizamos con fresadoras de ultima generación (CAM) para minimizar este problema.

3. Tratamiento inadecuado: si no se identifica bien la enfermedad del paciente, o bien el método de fabricación de las piezas o a la hora de colocarlas en la boca causa el fracaso de la rehabilitación. Por todo ello, es importante que el paciente conozca previamente el tipo de materiales con los que se trabaja y su origen.

4. Cuidados posteriores: la falta de higiene bucal afecta tanto a los dientes naturales como a los implantes. El deterioro de las encías, la inflamación o pérdida de solidez se desencadena por una higiene y prevención deficientes.

En estos casos el fracaso de los implantes, aunque en principio evolucionaba positivamente, se va deteriorando ya que la patología de las encías también se traslada al área de tejido alrededor del implante. Aparte, el tabaquismo o el consumo excesivo de azúcares y alcohol pueden ser también causa directa de fracaso.

Llegados a este punto, la pregunta es ¿y qué hacer si fracasan los implantes? Será necesario abordar un nuevo tratamiento en el que volverán a colocarse nuevas piezas principalmente con técnicas de regeneración ósea con las que se forman el hueso y el tejido necesarios para soportarlas.

Factores de riesgo para el fracaso de los implantes dentales:

Estas complicaciones y especialmente alrededor del implante osteointegrado, a menudo se asocian con una mala higiene bucal y/o con la presencia de bacterias en la conexión protésica al implante de titanio. También podrían ser debidas a la falta de ajuste de los diversos componentes de la prótesis sobre implantes definitiva.

En Centro odontológico internacional Majadahonda para evitar la contaminación bacteriana en la conexión protésica utilizamos  implantes de última generación y los componentes protéticos son siempre originales de la marca.

Además de la mala higiene bucal, el tabaco (pacientes fumadores) es considerado como el segundo factor de riesgo más importante en la progresión de la enfermedad periimplantaria.

Existe una limitada evidencia de que la diabetes mellitus y el consumo de alcohol están asociados con un mayor rechazo de los implantes dentales.

La rehabilitación de pacientes parcial o totalmente desdentados mediante los implantes dentales ha mejorado la calidad de vida de muchos pacientes. La tasa de supervivencia por encima del 95% hace que los implantes de titanio sean una de las principales opciones de tratamiento rehabilitador recomendado en clínicas.

La habilidad masticatoria, la ausencia de dolor e inflamación de los tejidos periimplantarios y el mantenimiento de la osteointegración son algunos de los parámetros que marcan el éxito del tratamiento con implantes dentales.

Osteointegración implantes dentales:

El concepto de osteointegración presenta varias definiciones, según se valoren aspectos macro, microscópicos o funcionales, pero en general se define como “la unión directa entre el hueso y la superficie del implante sin la interposición de tejido fibroso en la interfase”.

Teniendo en cuenta este concepto, se intentan obtener datos objetivos que sirvan de forma clínica como herramienta diagnóstica de posibles variaciones.

Se han definido una serie de criterios de éxito como ausencia de movilidad, pérdida ósea marginal menor a 1.5 mm durante el 1º años de función y menos de 0.2 mm anualmente, además ausencia de dolor y/o parestesia.

Tipos de fracasos en implantología Dental:

Sin embargo, no es una alternativa de tratamiento exenta de complicaciones y los fracasos que afectan a los implantes dentales pueden ser de varios tipos.

Por un lado, los fracasos biológicos, que son aquellos relacionados con los tejidos duros y blandos, distinguiendo si aparecen antes de la osteointegración, fracaso temprano, o una vez que se ha completado el proceso de cicatrización, fracaso tardío.

El hecho de que se produzca el fracaso temprano suele deberse a causas como el sobrecalentamiento del lecho, la ausencia de estabilidad primaria en el momento de la colocación del implante, una carga prematura o la contaminación microbiológica que alteran el proceso normal de cicatrización de los tejidos blandos e impiden que la unión íntima entre el hueso y el implante llegue a formarse.

Sin embargo, en el caso de los fracasos tardíos las causas son diferentes, ya que la osteointegración ya se ha producido y lo que ocurre es una alteración de este proceso o la imposibilidad de mantenerla a largo plazo. Las causas de este tipo de fracasos están relacionadas con sobrecargas oclusales o infección por placa bacteriana que induce una pérdida de hueso de soporte.

Por otro lado, existen también fracasos mecánicos relacionados no solo con los implantes sino también con la prótesis implantosoportadas. La fractura de la porcelana, el aflojamiento de los tomillos o incluso la fractura del implante son algunas de las complicaciones mecánicas o técnicas.

Además, de forma iatrogénica pueden producirse complicaciones por daño neural o incorrecta posición de los implantes de titanio, lo cual puede llevar a la incapacidad del paciente, tanto funcional como estética, para adaptarse a la nueva situación.

Consulta a centro odontológico Internacional Majadahonda si estás pensando en hacerte un implante.

Esperamos que el artículo Qué hacer si ha habido complicaciones en el implante haya sido de ayuda.

 

 

 

 

Resumen
Fecha de Publicación
Nombre del artíciulo
Qué hacer si ha habido complicaciones en el implante
Evaluación
51star1star1star1star1star