Uno de los grandes miedos, incluso traumas, de algunas personas es ir al dentista. Escuchar el nombre de tratamientos que no se sabe lo que es o tipos de procedimientos a seguir son otro motivo de alerta.

Pero la realidad es otra, por ello desde Centro Odontológico Majadahonda hoy rompemos con una “palabra maldita” para acercar un tratamiento muy frecuente y que no debe infundir miedo, se trata de la endodoncia.

¿qué es  una endodoncia?

Un procedimiento muy común que se realiza habitualmente en las clínicas dentales y que es muy útil para combatir determinados problemas dentales.

Se debe recurrir a una endodoncia cuando la pulpa, que es un tejido pequeño en forma de hebra que se encuentra en el centro del diente, se daña.

En ese momento es cuando se necesita una endodoncia, básicamente para curar el diente y salvarlo sin llegar a extraerlo y sustituirlo, algo que sí se hacía años atrás. Esto se produce, normalmente, debido a una infección. Cuando ocurre, esta pulpa debe extraerse y es necesario limpiar y rellenar el espacio que queda en el interior del diente, los conductos radiculares.

Otras causas que pueden provocar un infección e inflamación de la zona de la pulpa (la parte interior de los dientes donde están todos los nervios y los vasos sanguíneos) son los traumatismos o el roce de los dientes al chocar entre ellos, ambos pueden provocar enfermedades como la lesión de pulpa y que para curarlas será necesario realizar una endodoncia.

¿En qué consiste una endodoncia?

Se trata de eliminar las bacterias que se encuentran en los conductos afectados, eliminando totalmente o en parte, según lo requiera cada situación, la pulpa del diente para sellar el conducto. A lo largo del proceso, el paciente no sufre ningún dolor ya que previamente se anestesia la zona a tratar.

Para ello, lo primero que se realiza es un agujero en la parte de la corona del diente, se extrae la pulpa y a continuación a limpiar el conducto.

Posteriormente se procede a sellar el conducto de la corona. El resultado final es un diente completamente insensibilizado y que deja de molestar y doler.

Posteriormente se realiza un seguimiento del paciente para comprobar que no ha habido complicaciones y que esté llevando una evolución adecuada.
La endodoncia se trata de un procedimiento realmente sencillo y que no supone ninguna complicación. Gracias a ello, tu sonrisa seguirá siendo radiante.

Por eso, y una vez más, desde clínicas Coimsa recomendamos acudir al dentista ante cualquier sospecha, malestar o síntoma de una enfermedad bucodental. Una visita a tiempo, esencial para ayudarte a conseguir una óptima salud dental.

Resumen
Fecha de Publicación
Nombre del artíciulo
¿Qué es y en qué consiste una endodoncia?
Evaluación
51star1star1star1star1star