Prótesis dental los 3 must para su cuidado

¿Por qué vale la pena ponerse prótesis? Devolver un aspecto natural a la sonrisa y además prevenir problemas bucodentales son dos grandes razones para hacerlo, ¿no crees?

Gracias a las técnicas odontológicas actuales, se puede recuperar la comodidad y el hecho de sentirse seguro y a gusto con uno mismo gracias a las prótesis dentales, fijas o removibles, que reponen los dientes ausentes  tras la pérdida de los naturales.

Mediante los diferentes dispositivos protésicos, se restablece la función de la masticación y la deglución correcta así como una mejor estética.

La prótesis dental fija se realiza mediante la colocación de implantes fijados al hueso maxilar y sobre los que posteriormente se atornilla la dentadura.

Prótesis dental: los 3 “must” para su cuidado

 

No obstante, lo más frecuente, especialmente en personas de edad avanzada, es que se utilicen con este fin prótesis removibles.

Trasmiten fuerza a los dientes, a las encías y al hueso por ello requieren un especial cuidado de adaptación, cuya duración varía según las personas,  de sus necesidades y características.

La decisión sobre la colocación de la prótesis es un área que decide cada dentista. Posteriormente el paciente estará adaptado, pero es necesario que pase por un periodo de adecuación en el que visite a su odontólogo.

La duración de las prótesis dentales depende de varios factores, pero el más importante es la motivación del paciente a la hora de cuidarla.

Por este motivo,  en Centro Odontológico Majadahonda evaluamos un adecuado funcionamiento y una sesión informativa para asegurar que el paciente realiza todo lo necesario para dar un buen uso.

Al ser un aparato que se lleva durante mucho tiempo, debe existir una buena educación frente a su limpieza y cuidado y limpieza para evitar ulceraciones,  dolor, dificultad en el habla o una menor fuerza de masticación.

Principalmente, los tres hábitos de higiene bucal que debe llevar una persona con prótesis dental removible son:

Limpiar la mucosa cubierta por la prótesis con un cepillo de dientes un par de veces al día, o después de cada comida o bien si se utiliza adhesivo para fijar a la envía, teniendo en cuenta todos los márgenes de la misma así mismo el dorso de la lengua con un limpiador específico.

Usar comprimidos limpiadores que combaten las bacterias y hongos de la prótesis y limpian la dentadura postiza sin dañarla. También eliminan las manchas de color producidas por algún tipo de comida como el té, el café o el tabaco.

Quitar la prótesis por la noche para descansar de la presión que produce este tipo de aparatología.

Puedes hacernos llegar tus dudas a través de los comentarios.

Resumen
Fecha de Publicación
Nombre del artíciulo
Cuidados Prótesis dentales
Evaluación
51star1star1star1star1star