La ortodoncia Removible Pros y contras de su uso

No hay una edad mejor o peor para usar ortodoncia. Lo que sí es necesario es usar algún tipo de aparatología de ortodoncia dental para ayudar a conseguir una correcta alineación de los dientes. Bien por motivos estéticos como de salud bucal existen diferentes opciones respecto a ortodoncia removible y fija.

Su aspecto es claramente diferente, pero las principales características radican en el material, el precio y las técnicas. Lo mejor, es consultar a un especialista para saber qué opción es la más adecuada para nosotros.

Una de las principales particularidades que se encuentran dentro del sector de la ortodoncia es que existen varios métodos cuyo objetivo principal es no afectar a la estética dental del paciente. Por otra parte, hay que hablar de alternativas y conocer las ventajas e inconvenientes.

En adultos cada vez se va buscando más un tratamiento invisible y en adolescentes también va creciendo considerablemente el uso de estos. Antes de decantarse por una u otra alternativa, es importante conocer las ventajas e inconvenientes de la ortodoncia que más adeptos va ganando, principalmente por su comodidad y aspecto casi invisible: la ortodoncia removible.

Por un lado, se denomina ortodoncia removible al tipo de aparatología que da libertad para quitar y poner cuando se quiera, puede haber ortodoncia infantil y la invisible o sin brackets.

La ortodoncia infantil se usa especialmente en niños que deben llevarla todas las noches y durante cuatro o seis horas durante el día. En el caso de la ortodoncia invisible, son unas férulas que son prácticamente imperceptibles a la vista ya que parece un plástico transparente.

Para adecuarla al paciente se escanea primero la dentadura  mediante un sistema informático y se diseña en 3D una férula para el arco superior y otra para el inferior.

 

¿Por qué es preferible el uso de una ortodoncia removible?

La ortodoncia removible tiene muchas ventajas si la comparamos con la aparatología fija , principalmente porque se puede extraer de los dientes en cualquier momento. Lo que hace más fácil el día a día a la hora de comer, ya que no es necesario basar la dieta en alimentos de fácil masticación como sucede con la aparatología fija.

Además evitamos las rozaduras en la lengua y mucosa que producen los incómodos brackets.  Normalmente también requiere menos visitas al dentista ya que las férulas se pueden entregar al paciente para que se las cambie en casa y acudir al ortodoncista una vez cada dos meses.

No hay ningún obstáculo a la hora de hacer una limpieza profunda y completa de los dientes; se puede quitar de forma puntual para practicar deporte, para algún evento especial o sesión de fotos, etc.  Es decir, que influye el componente estético.

 

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta con la ortodoncia removible?

Poder quitarse la ortodoncia siempre que se quiera es muy cómodo y práctico en muchas situaciones. Sin embargo, se trata de una técnica algo más lenta si se compara con la ortodoncia fija. Además, la ortodoncia removible no se puede utilizar en todos los pacientes puesto que los pacientes que requieran un mayor trabajo necesitarán un aparato fijo.

Así mismo, este tipo de tratamiento se alarga en el tiempo si no se tiene suficiente disciplina y se cumple estrictamente los horarios establecidos. Este punto es, en el caso de los niños, extremadamente importante, ya que la ortodoncia removible requiere una mayor responsabilidad por el paciente.

Aunque sí que es cierto que van avanzando ahora en este sentido y podemos pedir los aparatos con un indicador que nos dirá si el paciente ha usado o no los retenedores, pudiendo así controlar al adolescente si fuera necesario.

Finalmente hay que añadir que a diferencia de los brackets podemos sufrir la pérdida de una de las férulas lo que podría suponer alguna cita de mas.  Existen otras técnicas que se consideran también menos visibles como son los brackets estéticos fabricados con plástico, cerámica o zafiro.

Que aunque son más estéticos tienen alguna que otra desventaja, como que producen más fricción y dificultan más la movilidad dentaria que los tradicionales o que se tiñen fácilmente dejando un color marrón poco estético.

A día de hoy son muchas las técnicas que existen en un proceso de ortodoncia y por ello los pacientes pueden escoger la que mejor se ajuste tanto a sus necesidades como situación.

En todo caso, desde el Centro Odontológico Internacional Majadahonda añadimos que algunos tratamientos solo pueden realizarse con ortodoncia fija, por lo que en algunos casos no dependerá de la elección primera del paciente sino de lo que indique el dentista.

Ante las dudas, siempre es mejor confirmar con un especialista qué ortodoncia es la que más conviene, teniendo en cuenta los pros y contras que acabamos de describir.  Pídenos Cita ?91-639-10-11